En el 2019 se cumplen 32 años de realizar de forma permanente y

comprometida la Semana por la Paz, apoyando y visibilizando diversas

iniciativas ciudadanas con acciones y mensajes acordes con el contexto y momento político del país,

y fortaleciendo la conciencia social sobre la urgencia de construir en Colombia un proceso de paz

plural, participativo, firme y duradero, con miras a la reconciliación nacional.

“Mientras las encuestas de opinión muestran que los colombianos sienten poco entusiasmo por el

proceso de paz, un estudio del Centro de Investigación y Educación Popular, Cinep, y del Programa

por la Paz, ambos de la comunidad jesuita, demuestra que en los tres años de negociaciones en La

Habana las acciones realizadas a favor de la paz van en aumento. Mientras en 2013 fueron 193, en

2014 fueron 189, en 2015 llegaron a ser 217”. Semana por la paz es un patrimonio cultural y político

de Colombia y uno de los eventos más importantes de participación ciudadana en la construcción

de la paz. “Septiembre es el mes que presenta históricamente mayores niveles de movilización.

Entre 1987 y 2016 la mayoría de movilizaciones estuvieron orientadas a la promoción de la paz,

86%” (Datapaz Cinep/PPP).


Elementos para un contexto


Al menos cinco elementos enmarcan el contexto de Semana por la Paz 2019:

  • El primero es la persistente situación de amenaza, judicialización y asesinato a líderes y

lideresas sociales en las distintas regiones del país. Situación que se ha venido acentuando

desde 2016.

  • Un segundo se ubica en los obstáculos políticos y legislativos para la implementación de

los acuerdos de paz. Desde la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la

guerrilla de las Farc-Ep en noviembre de 2016, los acuerdos han tenido que enfrentar todo

tipo de obstáculos tanto en el escenario del Congreso de la República como en el escenario

del debate público.

  • Un tercer elemento es la salida política del conflicto armado, y el hasta ahora cierre de

posibilidades para adelantar negociaciones con el ELN.

  • Un cuarto elemento se enmarca con la coyuntura electoral para la elección de mandatarios

y cuerpos legislativos en las regiones.

  • Finalmente, un quinto elemento está dado por el contexto internacional, en particular la

situación en Venezuela. Es necesario insistir en las vías diplomáticas y pacíficas.


Sentido de Semana por la Paz 2019


La propuesta pretende unir esfuerzos en la construcción y declaración de territorios de paz. Que

las personas, las organizaciones, las comunidades, las veredas, los municipios, los departamentos,

las instituciones, las familias, los chats, los medios, etc. se declaren territorio de paz.

Ello tiene tres sentidos:

  • Inclusión ciudadana. A la propuesta de los territorios se pueden sumar todos los sectores

sociales, entidades públicas y privadas, ciudadanos/as del común. Ello permite recoger toda

la voluntad social que quiere la paz y mostrar que la paz se está construyendo en múltiples

escenarios.

  • Pedagogía y la comunicación para la paz. Nos permite recoger y visibilizar las diversas

visiones y comprensiones de la paz así como las diferentes estrategias de construcción de

paz. Será un escenario para afianzar la voluntad de paz sea el personal, el organizativo, el

comunitario, el institucional, etc.

  • Participación ciudadana. Declarar un territorio de paz en el contexto electoral sería una

señal inequívoca de voluntad de paz de la ciudadanía. Tendría un matiz de jalar hacia la

agenda política de los candidatos los temas de paz. Es enviar el mensaje de voluntad de paz

de la ciudadanía (la que quiere la paz) a los candidatos a las alcaldías, gobernaciones,

concejos, asambleas en todo el país.


Enfoques de la Semana por la Paz


  • Reconciliación. Se fundamenta en la generación o regeneración de relaciones que con

ocasión del desarrollo violento de conflictos o del conflicto armado, fueron fragmentadas o

debilitadas, orientándolas al desarrollo de iniciativas políticas, económicas, sociales,

culturales, comunitarias o de otra índole, en un marco de unidad y de transformación

pacífica de los conflictos.

  • Paz desde los territorios. Donde los procesos locales de las comunidades son protagonistas

para la transformación de los conflictos y la creación de espacios de encuentro y diálogo

para construir acuerdos desde las regiones y con las particularidades de cada contexto.

  • Simbología. El símbolo de Semana por la Paz es un ave de 7 colores que representa la

diversidad del país, la libertad y cada uno de los días de la Semana. Cada año se generan

nuevas simbologías para representar la reconciliación y la paz.

  • Mujer y género. Semana por la Paz promueve el reconocimiento y respeto de los derechos

de la mujer, de la comunidad LGBTI, su empoderamiento como sujeto político y la

afirmación de sus capacidades para la construcción de la paz integral, la justicia social y la

convivencia.

  • Enfoque diferencial. Es un escenario amplio e incluyente en el cual participan las

comunidades afrocolombianas, indígenas, campesinos y campesinas, jóvenes y un énfasis

en el trabajo con niños y niñas.

  • Público. Realizaremos acciones en escenarios públicos, muestras ciudadanas a favor de la

vida, la esperanza y la reconciliación.


Objetivo general

Promover la participación y acción ciudadana como estrategia de incidencia política y social para

la consolidación de la paz, la vida, la dignidad y la reconciliación.


Objetivos específicos

1. Sensibilizar a la sociedad colombiana a través de una campaña comunicativa y pedagógica

nacional que visibilice y amplíe la participación de la ciudadanía en Semana por la Paz.

2. Desarrollar acciones locales y nacionales, con alta carga simbólica, pedagógica y cultural que

promuevan la paz territorial.

3. Declarar 500 espacios colectivos como territorios de paz

Resultados


1. La sociedad colombiana es más sensible y activa frente a temas de paz y cuenta con mayores

conocimientos y aportes frente al proceso de paz que se adelanta.

2. Los y las participantes reconocen la importancia de construir paz en sus territorios

3. Personas, organizaciones, colegios, universidades, espacios virtuales y municipios se

declaran territorios de paz.

image68